Etiquetas

, , ,

Guantánamo nombre aborigen que significa “tierra entre ríos”, tiene una rica historia. Por estas tierras desembarcó el Almirante Cristóbal Colón en 1492, fue fundada la primera Villa de Cuba (Baracoa) por Diego Velásquez en 1511 y su territorio resultó ser un bastión importante durante las guerras de independencia.
A esta parte de la isla llegaron procedentes de Haití muchos colonos franceses, los cuales en poco tiempo fomentaron cacaotales, áreas de frutales y grandes cafetales en zonas montañosas, de los cuales heredamos su cultura agrícola y costumbres, actualmente muy arraigadas en la población. En la provincia quedan aún vestigios de los asentamientos indígenas en la zona de La Caridad de los Indios, en el municipio Manuel Tames, aspecto este de gran interés étnico cultural.
El capital norteamericano comenzó a introducirse en la economía Guantanamera a finales del siglo XIX, fundamentalmente en la industria azucarera, en los servicios y en los empleos que generaba el enclave militar de la Base Naval de Guantánamo.
El triunfo de la Revolución Cubana, marca el inicio de una profunda transformación socioeconómica en el territorio, manifestada en la desaparición de los grandes latifundios mediante la Ley de Reforma Agraria, el desarrollo de la salud pública y la educación, así como en la diversificación de actividades económicas.
Guantànamo, está localizada en el extremo más oriental de la Isla de Cuba, posee una extensión superficial de 6 186,2 km2, lo que representa el 5,58 % de la superficie de todo el país. Limita hacia el norte con la provincia Holguín y el océano Atlántico, al sur con el Mar Caribe, al este con el Paso de los Vientos que separa la isla de Cuba con la República de Haití, y al Oeste con la provincia Santiago de Cuba.Formada por dos grandes regiones naturales:
El Valle de Guantánamo, con relieve llano y una extensa Bahía de Bolsa catalogada como la tercera en superficie a nivel mundial. Presenta importantes ríos que conforman la tercera cuenca hidrográfica priorizada a nivel nacional, llamada Guantánamo – Guaso donde se concentra el 80 % de la población del territorio. Los suelos más productivos son los pardos y aluviales dedicados a la actividad agropecuaria: caña de azúcar, cultivos varios, zonas para el desarrollo ganadero y forestal.
La zona montañosa abarca el 75 % del territorio, donde se localiza el Macizo Sagua – Baracoa, uno de los más extensos y atractivos del país. Al Norte se localiza una franja costera estrecha con extensos cocales cortada por la desembocadura de numerosos ríos, por el Sur se extiende una franja costera con presencia de valles aluviales intramontanos donde se practica la actividad agropecuaria, separados de la línea costera por cerros en forma de terrazas marinas. En el extremo Este se localiza la meseta de Maisí con uno de los sistemas de terrazas marinas mejores delineadas a nivel mundial, con numerosos cuevas de gran belleza.
Las condiciones climáticas presentan particularidades interesantes que las diferencian del resto del país, ya que en su vertiente norte del macizo montañoso Sagua – Baracoa, se registran los mayores valores de precipitación anual del país por encima de 2 200 mm, y en la vertiente sur del macizo los menores índices de pluviosidad a nivel de nación que no rebasan los 600 mm anuales.
La temperatura media anual fluctúa entre los 25 ºC y los 26,8 ºC en la zona llana, y entre 20 ºC y 24 ºC en la parte montañosa, y la humedad relativa fluctúa del 70 al 86 %.
Hidrológicamente, la vertiente norte del territorio netamente montañosa, posee la característica de contar con una red hidrográfica bien desarrollada, con numerosos ríos, entre ellos el Toa catalogado como el más caudaloso del país. La vertiente sur donde se concentra la mayor densidad de población y donde existen las mejores tierras para la agricultura, los ríos por lo general son de corto recorrido y escaso caudal, por lo que a partir del Triunfo de la Revolución resultó necesario la construcción de obras de regulación, para almacenar los excedentes de agua que se producen en los períodos de lluvia y utilizarlos en el período seco, a fin de satisfacer en parte las crecientes demandas de agua para la población, la industria y la agricultura.
El potencial hidráulico total de la provincia es de los más elevados del país y se calcula que asciende a 3892 millones de m3, correspondiendo la mayor parte a las aguas superficiales, ya que las subterráneas son escasas producto a las características del relieve y a la naturaleza poco permeable de las rocas del subsuelo.
En la actualidad se cuenta con un total de 7 embalses, 5 derivadoras y 9 micropresas, cuya capacidad de almacenamiento total asciende a 349.0 millones de m3, y que están vinculadas en lo fundamental para el abasto poblacional y para los fines de irrigación.
Los suelos más representativos son los Pardos, Ferralíticos, Aluviales y Ferríticos, y los problemas que más afectan su capacidad agrológica son los procesos de desertificación, la erosión en las zonas montañosas y salininización de sus tierras, fundamentalmente en su principal zona agrícola (Valle de Guantánamo) donde se reportan 26000 ha afectadas por este flagelo.
Los suelos de las zonas llanas se explotan para los fines agropecuarios, no existiendo los de la categoría I, es decir los de elevada capacidad agrícola. La franja costera sur desde Guantánamo hasta Maisí, impresiona por la aridez de su paisaje y la pobreza de su agricultura. Los suelos en las zonas montañosas se utilizan fundamentalmente para los cultivos del café, cacao y forestal.
Se tienen estudiados en el subsuelo del territorio yacimientos minerales de níquel y cromo en zonas de la región de Baracoa limítrofes con la provincia de Holguín, así como de materiales no metálicos para la construcción tales como calizas, arcilla, arena, piedra y de alta calidad para la industria del cemento y yeso para fines terapéuticos. Antes del año 1976 la región formaba parte de la antigua provincia de Oriente, y como resultado de la división político- administrativa realizada en ese mismo año surgió la provincia, integrada por los 10 municipios siguientes: Guantánamo, Baracoa, El Salvador, Yateras, Maisí, Imías, San Antonio del Sur, Manuel Tames, Caimanera y Niceto Pérez. La provincia cuenta con asentamientos poblacionales de interés en el orden nacional, como son la ciudad de Guantánamo capital provincial y quinta en el país en cantidad de población y la ciudad de Baracoa.
El máximo órgano del poder estatal y gubernamental en el territorio lo constituye la Asamblea Provincial del Poder Popular, con seis (6) Comisiones Permanentes de Trabajo, 83 Consejos Populares y 819 Circunscripciones y un Consejo de la Administración Provincial, donde se gestionan y administran los planes, programas sociales y económicos. En cada uno de los 10 municipios funciona una Asamblea Municipal del Poder Popular, con sus Comisiones y un Consejo de Administración, Consejos Populares y Circunscripciones correspondientes.

Anuncios